Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Carlos Medina / Fotos: C.M y Annaïs Pascual
Viernes, 23 de septiembre de 2011
El operador de cámara DDR

Nuevas tecnologías, nuevos perfiles profesionales

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

El sector audiovisual no descansa. La tecnología transforma la realidad productiva del sector, afectando a los perfiles profesionales. En este caso, durante los últimos 40 años, los operadores de cámara han visto surgir nuevos diseños y prestaciones en los modelos de cámara, estando pendientes de aprender algo más que apretar el botón de REC.

[Img #1968]A día de hoy, ya no vale ser un operador ENG, EFP, DSRL o un apasionado de una marca o modelo. En la actualidad, quien quiera entrar en el mercado audiovisual en el ámbito de la captación de imagen en movimiento tiene que ser un operador DRR (Digital Record Ready). Esto significa que tiene que saber qué es una cámara por dentro y por fuera, como si se tratara de un mueble de IKEA donde tiene que colocar cada elemento en el lugar adecuado, apretar el botón con precisión y configurar los menús con exactitud para que la grabación sea correcta. 


[Img #1966]
Desde luego, ser un DRR es algo más que manejar un único modelo o marca de cámara, se trata de controlar aspectos tan diversos como combinar las lentes intercambiables con sus posibles adaptadores, configurar los parámetros técnicos de la señal de vídeo, determinar el tipo de formato y códec de grabación, diseñar la conectividad de la cámara para ofrecer distintos inputs y outputs, manejar metadatos, determinar niveles de sonido y elegir correctamente los accesorios y complementos que rodean al cuerpo de la cámara, para que se convierta en una herramienta útil y coherente con el tipo de trabajo que se va a llevar a cabo en relación a las condiciones de producción.

Aprendizaje constante
[Img #1967]
Ahora, más que nunca, es necesario tener un conocimiento técnico, teórico y práctico del entorno de las cámaras. Asimismo, es necesario, por una parte, mantener unos niveles óptimos en referencia a la capacidad de saber mirar y saber ver con criterios estéticos; y, por otra parte, tener una buena disposición para trabajar en equipo.
Óptica, electrónica e informática se han convertido en áreas fundamentales que controlar por parte del operador de cámara. Incluso el dispositivo de grabación más preparado del mercado es un objeto vacío, torpe y poco aprovechado si no se sabe empezar desde el inicio para sacarle el máximo partido.

Para ser un buen operador de cámara hoy en día es necesario renovar el perfil, aunque a muchos les cuesta adaptarse a las nuevas exigencias del mercado. No obstante, sólo a través de una correcta preparación se puede garantizar la inserción en el mundo laboral, a través de vías como la Formación Profesional, que cuenta con recursos, buenos criterios y ofrece una interacción con el sector industrial y productivo que demanda profesionales DRR.


Si te interesó este artículo, también puede interesarte:
Noticias relacionadas
Videopopular • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress