Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 3 de julio de 2018

Cloud Computing para empresas de Broadcasting

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Algo en lo que todos coincidimos es que las tecnologías asociadas con el cloud computing o como se suele llamarse “los servicios en la nube” es una realidad con la que conviviremos de ahora en adelante. El cloud computing se ha convertido en un término paraguas que cubre cualquier servicio de IT ubicado en un entorno virtualizado  que puede ser accedido vía Internet siendo ofrecido, cuantificado y cobrado por un proveedor.

Por Alexander La Rosa. Experto y asesor en monitorización de redes y aplicaciones.

 

Para muchos el could computing es el paso más reciente en la evolución natural de la capacidad de cómputo y almacenamiento, considerando la ubicación de estas capacidades. .

Simplificando la historia, diremos que todo comenzó con los Mainframe que concentraban la capacidad de cómputo y de almacenamiento de datos en una única entidad. 

Para acceder a estas computadoras se crearon las primeras redes de terminales, equipos éstos a los que solíamos llamar “terminales tontos” aludiendo a su cero capacidad de cómputo y de almacenamiento. 

Las redes de terminales representaron el primer esquema de comunicación para la interacción directa de los usuarios finales con las capacidades de procesamiento.

Luego irrumpió en el escenario la computación personal y cada terminal fue siendo sustituido por una PC que disponía de capacidad de procesamiento, almacenamiento y comunicación. 

Así pues, estas nuevas estaciones de trabajo podían conectarse al Mainframe acceder a su capacidad de cómputo y a los datos almacenados, pero además podían desarrollar trabajos por sí mismas. Surgieron entonces los primeros procesadores de palabras, las primeras hojas de cálculo y el posterior desarrollo de un contingente enorme de aplicaciones y servicios específicos.

nuevas necesidades  y soluciones

La computación personal trajo consigo la necesidad de compartir recursos entre varias estaciones de trabajo así pues se comenzaron a instalar redes locales en las que aparecieron servidores con altas capacidad de cómputo y almacenamiento que con regularidad se ubicaban en los denominados centros de datos corporativos.

La ubicación, esta vez de los usuarios, implicó la necesidad de distribuir el acceso a las aplicaciones desde un ámbito local a un ámbito extendido. El esquema típico es una empresa con una oficina central donde se encuentra el centro de datos corporativo y clientes distribuidos en oficinas regionales donde se dispone de una red local y un servicio de comunicaciones contra la oficina principal.

Aquí hizo su entrada el Internet y se comenzó a establecer un servicio de comunicación de la empresa con sus clientes, primero a través de páginas web meramente informativas y después con páginas que permitían la comercialización de los productos.

Por otro lado, se desarrollaron tecnologías de virtualización de servidores, lográndose desacoplar la parte lógica de los servidores;  el sistema operativo y las aplicaciones, de la parte física de los mismos; CPU, memoria, tarjetas de red.

El éxito en la virtualización de servidores, la masificación del internet y el aumento constante de los anchos de banda establecieron el terreno idóneo para retomar un viejo paradigma en el que se pensaba que toda la capacidad de cómputo podía y debía estar fuera de las empresas, es decir el cloud computing.

cloud computing 

Hoy día, el concepto cloud computing engloba en principio tres niveles de prestación de servicio:

• IaaS (Infrastructure as a Service) que permite el acceso a una infraestructura informática virtualizada incluyendo elementos como servidores virtuales, balanceadores de carga, conexiones de red, etc.

• PaaS (Platform as a Service) que permite el acceso a un ambiente idóneo para el desarrollo e implementación de aplicaciones y servicios habilitadas para la nube.

• SaaS (Software as a Service) que permite el acceso a aplicaciones en la nube, si tener que hacer instalaciones de software alguno en las estaciones de trabajo.

El cloud computing supone muchas ventajas entre las que podemos destacar el hecho de que la nube se ha convertido en una alternativa a la fuerte inversión de capital en activos asociados con la informática (hardware y software) que pueden llegar a depreciarse rápidamente, ser subutilizados y  ser difíciles de administrar y mantener. 

Ahora bien, en el universo del cloud computing puede ser muy fácil perderse por advenimiento de sus derivadas: UCaaS Unified Communications as a Service, DRaaS Disaster recovery as a Service, CaaS Communication as a Service, NaaS Network as a Service, VaaS Video de vigilancia como servicio

Sin embargo, una tabla de salvación es la creciente tendencia al desarrollo de servicios específicos en la nube, es decir XaaS (Anything as a Service). 

Aquí empresas especializadas están atendiendo a los clientes  que demandan servicios bien orientados a sus necesidades concretas.

soluciones en la nube

Entonces, ¿qué encontramos en la nube para el mercado del broadcasting? 

En principio puede ser interesante precisar los servicios específicos sensibles a ser trasladados a una plataforma de nube, tales como:

• La producción de contenido.

• El almacenamiento de contenido.

• La distribución de los productos.

• La generación de estadísticas e inteligencia de mercado.

Luego, una primera opción podría ser emprender un proyecto de traslado progresivo de nuestro centro de datos a la nube con alguna de las grandes empresas como AWS Amazon Web Services, Microsoft Azure, etc.  

Otra opción puede ser revisar entre las empresas que están ofreciendo un servicio web bien orientado al mercado del broadcasting, evaluar sus servicios, entender cómo lo han hecho otras empresas, definir los objetivos que deseamos alcanzar y a partir de allí generar un proyecto de traslado a la nube. 

En esta alternativa encontraremos empresas orientadas a ofrecer servicios Video Cloud que permiten trasladar a la nube todos los procesos de producción, almacenamiento y distribución. Solo por citar ejemplos, dos podemos mencionar IBM con su servicio Video Cloud y BrightCove.

Quizás otra opción para comenzar con el mundo del cloud computing puede ser resolver el problema de acceso a una nueva tecnología de la forma más rentable posible, por ejemplo asumir la producción de videos 4K UHD evaluando los servicios de empresas orientadas a aplicaciones especializadas.

Encontraremos aquí empresas que ofrecen diseño y edición de videos vía la nube sin la necesidad de tener que adquirir, descargar, instalar y administrar el software en nuestras estaciones de trabajo.

negociación             con un proveedor de servicios 

Sea cual sea el esquema por el que optemos los puntos clave de éxito para la negociación con un proveedor de servicios en la nube pueden ser los siguientes:

• Transparencia en los precios: debemos poder saber cuánto estamos pagando y el porqué estamos pagando

• Niveles de servicio: debemos buscar proveedores que sean flexibles y que nos permitan diseñar un servicio ajustado a nuestro ciclo de negocios. Pensar, ¿por qué debo pagar el mismo precio por un servicio de producción cuando no estamos en esa fase?

• Flexibilidad en el escalado de los servicios: En la negociación trate de responder a la pregunta: ¿Cómo me apoyará este proveedor cuando requiera un aumento de acceso a un servicio en particular o el acceso a una nueva tecnología?, en especial si esas necesidades son estacionales o puntuales.

• Gobernabilidad: El uso de cloud computing presenta aquí un reto; ya que como usuarios de un servicio en la nube no poseemos físicamente los dispositivos de almacenamiento el control sobre la data está en manos del proveedor lo que implica un alto nivel de dependencia y una barrera muy alta de salida. 

En este punto, se requiere que el convenio cliente/proveedor esté muy claro y que incluya todas las cláusulas necesarias sobre autoría y gobernabilidad de cada elemento de data en cualquiera de las fases de producción y distribución.

• Seguridad: La seguridad de la data es otro elemento que se delega al proveedor, quien debe garantizar su constate preocupación y buen hacer para proteger nuestra data del efecto de cualquier ataque particular o general.

La seguridad suele ser presentada como un valor de los servicios en la nube aludiendo que los proveedores de servicio hacen grandes inversiones en seguridad que se diluyen luego entre todos sus clientes, lo que suena razonable. 

Hay dos elementos clave para la negociación con el proveedor de servicio en cuanto a seguridad; uno es la transparencia, es interesante entender cómo se protege nuestra data y qué esfuerzo real pone el proveedor para ello, el otro es la comunicación, es básico tener información sobre cualquier evento de seguridad relevante y sobre el efecto que pudiera sobre nuestra data. 

Es importante también tener en cuenta que, en términos de seguridad se delega solo parte de la responsabilidad al proveedor ya que los puntos primarios de acceso a la data seguirán siendo nuestras estaciones de trabajo, por lo tanto no deberíamos descuidar nuestras políticas de seguridad interna solo porque estamos contratando un servicio en la nube.

• Barreras de salida: Un punto que debemos evaluar antes de contratar un servicio en la nube es cuán complicado puede ser rescindir el contrato y cambiar de proveedor. Con regularidad estas barreras son altas por lo que es recomendable aclararlas antes de cualquier contratación.

conclusión 

Como conclusión podemos decir que el cloud computing es una realidad que puede ser muy ventajosa para el negocio del broadcasting. Pero para implementarla con éxito debe ser asumida en un proceso progresivo, bien meditado y en el que el proveedor de servicio debe ser visto como un socio estratégico del negocio.  

Videopopular • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress