Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 13 de febrero de 2018

Revisión de las MK por Antonio Galisteo

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

El director de fotografía y experimentado operador de cámara Antonio Galisteo, nos ofrece sus conclusiones tras la prueba de los nuevos zoom 4K para cámaras con montura E-mount de SONY. Las nuevas MK 18-55 y 50-135 ofrecen en palabras de Antonio Galisteo un excelente compromiso entre calidad cinematográfica, tamaño, ligereza y precio, obteniendo unos resultados profesionales de primer nivel.

 

ANTONIO GALISTEO 

Director de Fotografía - Fujifilm Ambassador 

www.antoniogalisteo.com

Hacía tiempo que quería escribir algo sobre las nuevas ópticas Fujinon para Cine, tras la presentación que hice en Provideo Sevilla junto a Juan A. Fernández (AEC), en la que hablamos sobre uso, resolución y características técnicas, las dos lentes de la serie MK levantaron mucha expectación y compañeros de profesión me preguntan a diario por ellas, sobre su construcción, calidad óptica, manejo, y por supuesto precio… Ya sabéis, lo típico que nos interesa de un producto nuevo, de una marca de la que no había mucha información en este segmento desde hace algún tiempo.

   Los que hace años empezamos en Broadcast tenemos muy fresco aún el recuerdo de estos objetivos en las cámaras ENG de 2/3 de pulgada y los buenos resultados que nos venían dando. Los que hayan usado en Cine la serie Cabrio Fujifilm ya saben lo que es trabajar con lentes de primerísima calidad. Las MK son las hermanas pequeñas de la familia, y han heredado el conocimiento de los ingenieros de la marca.

 

Mis impresiones grabando el video FIRST LOOK

 FUJIFILM España envió una unidad demo a su distribuidor Provideo Sevilla, y ellos me la dejaron probar durante un par de días, fue una verdadera gozada volver a trabajar con ópticas zoom. Llevaba años rodando con Primes de Cooke, Leica Sumicrom C, con mis Zeiss Milvus o las Sony CineAlta, con una resolución espectacular, pero había olvidado lo versátil que puede ser tener un zoom a mano, tanto para producciones de ”batalla”, en las que una óptica de este tipo te salva la vida, como para grabaciones de entrevistas en las que se te puede pedir que cambies el valor de plano cada cierto tiempo. Me fue tan fácil trabajar con ella que en una mañana grabé el video test Firt Look en la barbería de unos amigos. Un exterior cámara en mano con una Sony FS7 a 150fps en Slog2, y el interior de la barbería, en la que usé la luz natural que entraba por los ventanales, el resultado fue bueno a pesar de que no es una óptica demasiado luminosa comparado con el T1.4 de mis queridas Zeiss. Grabé todos los planos interiores en 4k 50p y también con el espacio de color Sgamut/Slog2.

El uso del MK 18-55mm T2.9 me permitió ahorrar tiempo en el cambio de lente, de hecho tiré todo con él usando diferentes focales,  incluyendo el macro. Me hubiera venido genial el MK 50-135mm T2.9 pero en la fecha de la grabación no había disponible ninguna unidad en España.

   La prueba me sirvió para entender que tenía entre mis manos una óptica seria, cómoda de operar, versátil, y buena calidad de cristal y construcción. Me resultó inevitable pensar en el típico objetivo fotográfico de focal variable que muchos aún estaréis usando, heredados de las DSLR y con los que seguiréis sufriendo los saltos de diafragma, falta de definición, rueda de foco sin fin, ausencia de engranajes y mucha respiración. Es evidente que lo que tenía entre manos era otro tipo de óptica.

 Durante la prueba estuve testando aspectos de la óptica como los flares, comportamiento en los contraluces, definición, textura del desenfoque, suavidad de los diferentes anillos, contraste, y el uso del zoom. Todo ello se puede ver en el video que podéis ver al final de este artículo.

   Tratándose de una óptica de focal variable, lo primero que te sorprende es precisamente eso, el ZOOM (aclaro aquí que ninguna de las lentes tiene motorización), el uso del zoom de forma manual es muy fluido, y para ello ayuda el anillo dentado y una palanca que va atornillada como en casi todas las ópticas de este tipo. Actualmente hay compañías que están fabricando Servos compatibles con esta serie de ópticas (yo no los he probado), pero esto tiene un coste demasiado elevado de momento y a veces es mejor alquilar que comprar. Un truco para motorizar la óptica puede ser conectar el Follow Focus inalámbrico al anillo de zoom y memorizar dos posiciones, cuando pasas de una a otra se activa el mando y mueve el zoom.

   Es importante destacar que las dos lentes son parfocales, lo que nos permite cambiar la distancia focal sin cambio de foco, evidentemente si el motivo que estamos grabando no varía su distancia con respecto a la cámara.

Otra cosa que me llamó la atención fue la suavidad de los anillos de iris y foco, prácticamente sin Breathing o “Respiración”, lo que te permite usar sin complicación Matte Boxes sin correr riesgo de forzar el cristal del filtro o la lente. El iris, como es habitual en la ópticas de cine, se abre y cierra de manera gradual sin saltos bruscos. Además esta óptica dispone de la posición “C” (Closed), que te permite cerrar completamente el diafragma para hacer balance de negros; por ejemplo, sin tener que perder tiempo poniendo la tapa de la óptica. Como en cualquier óptica de cine, todos los anillos van dentados con el engranaje estándar 0,8m. Además como en las clásicas de Broadcast, esta gama también viene dotada con la posición macro.

  Durante los Roadshows de Sony en los que he participado hablando del HDR, tuve la posibilidad de usar los dos objetivos y ambos tienen las mismas dimensiones (206mm x 85mm x 206mm) y peso (980g.), lo mismo ocurre con el diámetro frontal, esto hace facil los cambios de óptica y es más rápido montar el mando de foco, matte box y los diferentes accesorios que puedan ir acoplados a la lente.

He tenido muy buena sensación rodando con ellas en 4k, por su definición y ausencia de aberraciones, así que las recomiendo 100%. Son ideales cada vez que necesitéis hacer un trabajo en el que no dispongáis de mucho tiempo para cambio de ópticas, o bien en rodajes de documentales de viajes, naturaleza o programas de tv en los que no podéis ir cargados de equipo. Son muy ligeras, lo que puede hacer pensar que sean frágiles, pero realmente no me dio esa impresión durante su uso. Es chulo pensar que en una mochila pequeña puedes meter dos objetivos con los que vas a cubrir las situaciones más comunes que se puedan dar en un rodaje convencional.

   Los he usado con una Sony FS5 y una FS7, pero se pueden combinar también con la Sony A7S2 por ejemplo, o con la gama Fujifilm X, y por su peso se pueden montar sobre un estabilizador tipo Ronin.

   No me enrollo con datos técnicos, que podéis encontrar en cualquier página de internet, si tenéis alguna curiosidad podéis contactar conmigo y os cuento lo que sepa.

   Para finalizar os paso un listado de puntos que FUJINON destaca de su gama MK.

  • Monturas Fujifilm X APS-C y Sony E Super 35mm
  • Cuerpo ligero
  • T2.9 en toda la gama focal
  • Parfocal
  • Sin “breathing”
  • Angulo de giro del zoom de 200º
  • Ajuste de backfocus
  • Modo macro
  • Peso: 980g
  • Distancia mínima de enfoque: 0.85 metros
  • Paso de engranaje estándar (0.8m)
Videopopular • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress