Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Lunes, 19 de enero de 2015
DICIEMBRE 2014 - ENERO 2015

Vídeo Popular 160

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

El año 2014 se nos escapa ya de los dedos, y eso significa que ha llegado el momento de echar la vista atrás y hacer balance de cómo ha evolucionado nuestro sector en los últimos 12 meses.

[Img #4678]La Big Broadcast Survey (BBS) es una macroencuesta que Devoncroft Partners viene publicando, desde 2009, en las postrimerías de cada año, y que recoge las opiniones de unos 10 000 profesionales de más de 100 países, por lo que es de hecho uno de los estudios anuales más completos que existen sobre la industria audiovisual en su conjunto.


Los resultados de este estudio demuestran que, con mucho, la entrega de contenidos a través de múltiples soportes (radiodifusión, web, dispositivos móviles, etc.) es lo que más preocupa a los profesionales del sector, ya que se percibe como clave para el éxito comercial de sus negocios. Lógico, si tenemos en cuenta el tremendo auge que, en los últimos años, han experimentado las ventas de dispositivos portátiles con avanzadas características multimedia y conexión permanente a Internet, como los smart­phones de última generación o las tabletas. Sin embargo, y según se recoge también en el estudio, los generadores y distribuidores de contenidos todavía no han dado con la clave para rentabilizar este importante cambio en el consumo de productos audiovisuales, lo que sin duda hace aumentar la preocupación y el interés por cualquier avance capaz de desatascar la llegada de los tan esperados ingresos.


La transición a la Alta Definición continúa siendo un aspecto importante, pero si bien en 2009 era la principal preocupación de los encuestados, este año ha pasado ya a la sexta posición. Por delante, la adopción de una infraestructura basada en IP, los flujos de trabajo basados en archivos, el 4K y los servicios en la Nube, copan hoy los primeros puestos en las agendas de los responsables de la industria. No ha habido, en honor a la verdad, un cambio significativo en los focos de interés en los últimos cinco años (en definitiva, el 4K y la Nube forman parte de la transición a lo digital y a la Alta Definición); lo que sí ha habido es un cambio en el orden de importancia de cada uno de ellos. Por ejemplo, la tecnología IP ayuda a las empresas incrementar su eficiencia (y por tanto, reducir sus gastos), y además permite proporcionar a los usuarios finales servicios que, con las tecnologías tradicionales, son también mucho más costosos e ineficientes. De hecho, el estudio de Devoncroft apunta a que el incremento de la eficiencia operativa y la reducción de costes son, de cara a la adquisición de equipos, consideraciones más importantes que la adopción de tecnología punta.


En cuanto al 4K, aunque no cabe duda de que ha estado en boca de todos durante los últimos meses, y de que la producción de contenidos episódicos, documentales y películas está ya en el proceso avanzado de abrazar la UHD, en la producción de eventos en directo parece que todavía vamos a tener que esperar, ya que la complejidad de la infraestructura necesaria y los costes asociados de la renovación de los equipos (que empieza por lo más básico, como son las cámaras) se disparan. Será interesante ver si estas tendencias se mantienen a lo largo de 2015 o, por el contrario habrá algunas de ellas que correrán la misma suerte que la tecnología 3D. Ocurra lo que ocurra, nosotros estaremos muy atentos, como siempre, para reflejarlo puntualmente en estas páginas.

Videopopular • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress