Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Miércoles, 22 de octubre de 2014
OCTUBRE-NOVIEMBRE

Vídeo Popular 159

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

Un número, el de este de otoño, marcado por IBC, la feria de referencia en Europa para el sector Broadcast a la que, un año más, acudimos para desgranar lo más interesante que pudo verse en Ámsterdam. Uno de los tema recurrentes allí fue, además del ya omnipresente 4K, la tecnología IP aplicada a la transmisión de vídeo por Internet. No obstante, parece muchas cadenas de televisión no se dan por enteradas, y prefieren eludir lo que ya se intuye como futuro utilizando la estrategia del avestruz.

[Img #4598]Y es que el sector de la música no es el único que está viviendo tiempos convulsos. Las descargas de contenidos desde Internet, llámense discos, libros, películas o series de televisión, han destruido en pocos años el antiguo modelo comercial de las compañías de medios. Solo que algunas de dichas compañías prefieren adoptar la estrategia del avestruz y no darse por enteradas.


Ceguera voluntaria o incapacidad patológica, lo cierto es que muchas de las televisiones generalistas de nuestro país insisten en aplicar sus estrategias de explotación tradicionales a un entorno que, por definición, está exactamente en las antípodas de la forma de consumir televisión del siglo pasado. En lugar de fomentar las programaciones a la carta y los modelos de pago por visión que con tanto éxito están aplicando empresas nacidas en Internet, como Netflix o Amazon, las generalistas españolas se obstinan en ver la televisión online como una simple extensión del vetusto tubo de rayos catódicos, creyendo que la audiencia, en ambos casos, es la misma. Y no, lo cierto es que la audiencia ha cambiado; Internet nos ha cambiado.


Para comprobar lo anticuados que son los esquemas de estos canales de televisión anquilosados, basta con acudir a sus páginas web y ver alguno de los programas previamente emitidos por antena. Actualmente, los reproductores multimedia de estas páginas empiezan a introducir anuncios en los vídeos de la misma forma indiscriminada que en sus programaciones televisivas. Quizá incluso de forma más ciega, porque mientras los mensajes publicitarios pueden acomodarse a los públicos de las diferentes franjas horarias, en Internet los contenidos pueden consumirse en cualquier momento, con lo que resulta extremadamente difícil identificar el perfil del usuario que está viendo el programa.


Si nos sentamos un minuto a reflexionar sobre la experiencia que tiene un usuario asiduo de Internet, acostumbrado a disfrutar de contenidos sin interrupciones publicitarias y con una calidad de imagen cada día mejor, cuando visita la web de una de nuestras televisiones generalistas, las conclusiones no pueden ser muy alentadoras: habrá visto el programa con interrupciones publicitarias de escaso interés para él, probablemente habiendo tenido que cambiar de navegador (ya que estos reproductores prohíben el uso de bloqueadores de publicidad) y con una calidad casi siempre muy lejana a la HD. Existiendo otras alternativas, más o menos legales, de conseguir los programas más populares, es poco probable que nuestro sufrido usuario acabe incluyendo dicha web entre sus enlaces favoritos.


En los tiempos de la televisión IP (léase el reportaje, en este mismo número dedicado a IBC 2014), estos anacronismos no tienen justificación cuando, en otras partes del mundo, las audiencias pueden descargar, de golpe, todos los capítulos de una serie televisiva con unos altísimos valores de producción, en calidad Full HD y, por supuesto, sin publicidad. Todo a cambio de una pírrica cuota mensual, lo cual demuestra que no es que los televidentes rechacen el pago de una cuota, sino que ahora exigen un producto totalmente diferente: personalizado, compatible con todos sus sistemas de reproducción y con la vista puesta en el futuro.

 
Videopopular • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress